domingo, marzo 08, 2009

A COMERRRRRRRR

No entiendo a veces lo que le pasa a Ginés con la comida, a veces se la come de maravilla, pero otra siendo exactamente la misma, no hay manera, empieza con una arcadas, nada que se lo come. y mira que es comilón. Hoy había rodaballo con patatas a lo pobre, que supuestamente le encanta, se lo ha comido mil veces, pero hoy nada, tres bocaditos, y el siguiente arcadas. No insisto porque termina vomitando.

El desayuno también me lo esta haciendo flojito, y me interesa que desayune, me da miedo que no tengan nada en el estomago, como a continuación le doy la medicación. Yo ha leído que con la medicación se le quita las ganas de comer, ahora mismo lo prefiero porque esta un poquito rellenito, y no le viene mal perder un kilitos, pero no quiero que sea duradero, por eso le insisto mucho para que coma.

Hace unos días comente que estaba preocupada con unos comportamientos que yo relacionaba con dicha medicación, bueno pues se la hemos bajado a la mitas, todo ello supervisado por el medico. Ahora lo encuentro mejor, el cambio fue radical de un día para otro, y hay que ver que en el colegio no influya en negativo en su rendimiento, eso ya lo he hablado con su tutora, que también estaba preocupada, veía a Ginés raro, como yo. Ahora solo queda seguir observando. Las medicinas que se le da a Ginés es temporal, como una ayuda para sus progresos, no para paliar un problema, ni una solución.

6 comentarios:

MamideGlori dijo...

Lo estás haciendo muy bien. Observando a tu hijo, y consultando con el médico. Es normal que tenga alguna reacción en su comportamiento, y seguro se irá ajustando la medicación, pero sigue vigilando a tu niño. Apúntalo todo. Si no ves mejoría en un tiempo replantéate el tema. Hay niños que mejoran muchísimo con la medicación y otros no. Es una lotería. Hay que probar a ver si hay suerte. Yo todavía no me he atrevido con Gloria, pero no lo descarto cuando sea un poco mayor o se haga muy necesario por algun comportamiento que retrase su aprendizaje. Un besito super mami.

La Sonrisa de Arturo dijo...

!Hoola!
Me alegro de que ya veas a Ginés como siempre, que no esté raro. Una cosa, efectivamente, la medicación puede bajar el apetito pero digo yo..si es un efecto secundario..sería siempre no? o casi siempre...no unas veces si y otras no...¿No te estará cogiendo algunas mañas?
besos
Esther

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Isabel
El neuropediatra es el màs adecuado para decir si necesita o no la medicaciòn; si tenès que bajarla o no y el que te puede decir con màs exactitud si son mañas o no. Todo puede ser, pero lo mejor es que lo vea el profesional. Muchas veces tambièn son èpocas que pasan porque no son lineales ni los niños que no tienen problemas!!! jajaja
Cariños

Graciela dijo...

hay Isa y a todas las mamis, es tan complicado lo de la comida con los niños, con todos pasa lo mismo???...en mi trabajo (cuando eran niñas,tienen ahora 20 y 18) era la única que me quejaba...luego a una de las hijas de mis compañeras apareció con convulsiones, el tesoro no comía por la medicación.
Mis hijas siempre estaban medicadas, Carla con su uréter que no crece; Lu con el problema de piel y de respiración...tal véz les afecte en el apetito. El pediatra (al que no le gustan los niños gordos) les daba un complejo vitamínico...Miren he renegado tanto, toda comida casera nada de comprar...ahora comen en cualquier lugar a cualquier hora jajaja.
No se preocupen que los niños tienen etapas de comer, otras que no. Yo veo a Ginés precioso, activo, todas realizan un trabajo que muchas mamás no tienen ni la mínima idea.
Hoy pensé en dedicarles el día, tantas personas que se quejan de nada, gracias al cielo nunca he sido así...besos a todas y los abrazos!!!

anabel dijo...

Pienso que estás haciendo lo más adecuado: observar a Ginés. Nosotros hicimos lo mismo con Erik, y descubrimos la importancia que tenían colores, texturas y mezclas en las comidas. Y siempre hay que seguir observando, pues sus hábitos varían: lo que lleva comiendo durante una temporada bien, de repente ya no lo quieren.
Ay, qué locura, ja,ja.
Mira a ver si ha cambiado algo, o la mezcla de dos alimentos (o que se toquen entre ellos) no le gusta. O ahora le ha dado por comer cosas de una determinada textura (crujientes, por ejemplo)o le molesta un determinado olor (el queso, quizás)o le apetecen más cosas de color verde, no sé.
Mi experiencia dice que generalmente hay una razón. Aunque también tienen sus fases de menos apetito, como todos los niños.
Besotes.

n_n dijo...

si yo creo lo mismo tu hijo tendra autismo pero sigue siendo un niño.ULTRAMEGA REGALON ..!!! jajaaaa pero nunca esta demás preocuparse.. y eso de que esta gordito ojojojojjjjooo !!!! mi hijo cuando se puso gordito y no queria comer .. pensaba lo mismo "no esta mal que pierda unos kilitos" jajsjjaaaaaa y despues me venia un cargo de consciencia que me tenia que amarrar las manos para no meterle más comida .. mi peor enemiga era la NUTRECIONISTA jijijiiii.. Gracias por viisitar mi blog! me hace muy bien tu compañia.. yo igual paso y me quedo pegada leyendo a tus aventuras con tu hijo!!

no te rindas NUNCA!!! Dios puso a tus hijos en muy buenas manos ... en las tuyas!!

besos para toda la Familia