viernes, enero 15, 2010

SOY PRINCIPE.

Ginés nunca ha tenido problema para ponerse un tipo de ropa, bueno solo con algunas porque le pica, pero a lo que me refiero es, que si le pongo todos los días chandal, él no pone objeción. Pocas son las veces que le pongo para ir al cole unos vasqueros o pantalón de vestir, y zapatos, ya que tiene tres veces en semana gimnasia, y yo pienso que es más comoda la ropa de deporte. Pero ayer le puse unos vaqueros, con un jerseys de rombos, y sus zapatos. Bueno, pués esta mañana me pongo a preparar la ropa y Ginés me dice que quiere la ropa de principe,  que le gusta más. Para Ginés la ropa de principe es no llevar chandal, llevar pantalón y zapatos de vestir.
Me gusto que diese su opinión con la ropa. Yo quiero que él decida, que abra el armario,  y eliga el pantalón que más le gusta, con su camiseta, sus zapatos. Al igual que la ropa, lo quiero con todo.

En lo que si discute Ginés conmigo es con la comida, la dichosa sopa, siempre cuando lo recojo del cole me pregunta lo mismo, ¿que comemos hoy?, como diga sopa, ya tenemos discusión, él estaría comiendo siempre patatas fritas, pero claro, gano yo, su plato de sopa de Lunes a Viernes no hay quien se la quite, luego tenemos que luchar por el numero de cucharas que se toma, pero se la toma toda.

Una novedad en la comida, es que ya come tomate natural, en bocadillo, pero se lo come, eso se ha conseguido porque siempre que le hecho bocadillo le he puesto rodajas de tomate, él siempre se lo quitaba, hasta hace unos días que se lo comio, ahora me lo pide.

Me encanta mi PRINCIPE