viernes, febrero 12, 2010

Siento

Cuanto tiempo me hace falta para aceptar lo que es el autismo. Con el tiempo que ha pasado, y todo lo vivido, todavia me cuesta mucho asumirlo. Tengo todavía ilusión de que todo cambie un día.
Tengo días bueno, donde soy muy optimista, pero luego me vengo abajo, cuando se produce un berrinche, cuando me dicen que no quiso trabajar, cuando me pregunta una y otra vez la misma cosa, siempre hay que estar tan encima, sin bajar la guardia.
Ginés va muy bien, avanza y mucho, pero siempre hay algo pendiente, algo que se me escapa.
Llevo una semana analizando muchas cosas, todo viene, de una reunión donde se estuvo explicando todo lo referente de T.G.D., estuvo muy interante, pero sali con la misma preocupación o mejor dicho, mi eterna pregunta, ¿tiene retraso mental?, la respuesta de la psiquiatra es que, si, tiene un retraso mental leve, por lo que me dice que tiene autismo leve, que no es autismo de alto funcionamiento, ni asperger, sino que se encuentra rozando el autismo de alto funcionamiento.
La psiquiatra me dijo que porque me preocupa tanto, que si teniendo sus terapias puede llegar a un buen nivel, que hay otros niños que tienen mejor diagnostico pero si no tiene sus terapias, tienen muchos problemas a la edad adulta.
Pero siempre busco el futuro, pienso en el día que yo no este, ¿que pasara?, ¿como estara?.
Otra cosa es ir informando al papa, sufre mucho, lo se, aunque no lo demuestre, le costo mucho asumirlo, pero ahora veo que lo lleva bastante bien, pero sigo contandole las cosas poquito a poco.

Con esto no podemos correr, sino ir despacito, y supongo que, tiempo al tiempo, siempre muy pendiente. Pero me siento tan cansada, pero con fuerza de seguir en esta lucha, que quiero ganar.