sábado, julio 25, 2009

LA SEGUNDA CITA.

El lunes fuimos a la cita nueva de la USMI, era más temprano las 9 y 30minutos. Ginés entro solo. La habitación la misma de la otra vez, no hizo cambio.
Cuando llevaba una media hora, escucho a Ginés protestar, lo hizo un par de veces. Cuando llevaba algo más de una hora me dice que entre. Me dice que esta vez a sido más colaborador, pero que hay muchas preguntas que no ha sabido contestar, y que eso es debido a que seguro que no entiende lo que se le pregunta. Que Ginés pedía continuamente ayuda, pero claro como era un test no podía ayudarle, y aparte, le media la pregunta con un cronometro, que si en un tiempo no la contestaba, era como si no la supiese. La psicóloga iba anotando en una hoja un simbolito si la contestaba y otro si no. Y Ginés cuando veía que le ponía que no la contestaba, se agobiaba, y se estresaba, queriendo hacerlo bien, por eso le pedía ayuda continuamente. Le quito la hoja donde anotaba la puntuación, se levanto bruscamente y tiro la silla (eso me lo remarco un par de veces), especifico que no lo hizo adredes, también le arrugo una caja de cartón.
A la psicóloga le dio mucha importancia a la fructuación de Ginés al querer hacer las cosas bien, al estres que le crea.
Luego me hizo salir, para hacerle otra prueba de secuencias, para niños más pequeños porque se encuentra en el limite de edad para ambas pruebas.
Bueno, ahora tengo que esperar a que me llamen, poca fe tengo de que entre en el grupo.