lunes, junio 08, 2009

ESTUVIMOS EN UN CUMPLE

El Sábado estuvimos en un cumpleaño, un compañero de clase de Ginés. Fue en su casa, hubo un castillo inchanble.
Cuando llegamos todos los compañeros de Ginés lo recibieron con abrazos y gritando su nombre, fantástico el recibimiento, Ginés se corto un poquito. En seguida se quitaron los zapatos y se fueron para el castillo. Al rato aparece el tío del cumpleañero con un cerdo de mascotas, hizo gente, allí fueron todos los niños detrás del cerdo, Ginés y Rafa estaban emocionadisimo, estuvieron un buen rato detrás de él, y le daban de comer gusanitos.
Ginés estaba muy bien, muy participativo con todo y todos. Estuvo participando con el futbolín, le llamo la atención los muñecos dando vuelta, y quería echar siempre la pelota.
Luego hicieron dos juegos, uno consistia en un gran paquete, los niños sentado en circulo, y música; se tenía que pasar el paquete y cuando parase la música, al que le tocara el paquete tenía que quitar un envoltorio, a Ginés le toco una chuche, se la guardo emocionadisimo.
El otro juego, teníamos que participar los padres, era igual que el juego de la silla, se pone la música y cada niño tiene que buscar un padre para que lo coja en brazo cuando parase la música, muy divertido.

Lo importante de estos juegos, es que Ginés entendió la explicación, hizo caso a las ordenes. En el juego que teniamos que participar los padre, fue él el que vino a buscarme, me dijo: "vamos mama, vamos". Me encanto verle participar, sin obligarle, simplemente porque él quería.

Luego estuvieron jugando al pilla pilla, a los malos y a los buenos. Los compañero de clase, muy particpativos con él, vaya muy natural. Yo estaba sentando con las demás madres, y no me lo creía, no tenía que estar pendiente de él. Solo veía a buscarme cuando tenía hambre y sed.

Nos fuimos tarde, y cuando nos íbamos, Ginés dijo "mama, me lo he pasado muy bien, me ha gustado"
Se lo tuvo que pasar tan bien, que hoy en cole no ha echo falta usar la libretita donde nos comunicamos la profe y yo, y donde los lunes le cuento lo que ha echo el fin de semana. Hoy Ginés lo contaba todo solo, sin necesidad de ir sacándoselo.