jueves, abril 15, 2010

Hola

Me gustaría poder hablarle al autismo.


Hola autismo, eres quien me quita el sueño muchas noches, pero mis ganas de vencerte hace que tenga más fuerza para atacarte. Siento que nos encontramos en una carrera y que tenemos una meta, esa meta es anularte, lo máximo.

Llevas cinco años presente en nuestras vidas, y hemos pasado de todo, al principio mucho sufrimiento, dolor, desesperación, desorientados, pero como se dice, el tiempo lo cura todo, a curado ese sufrimiento, ese dolor, que se origino por no saber que era lo que había entrado en nuestra casa, solo te veíamos a ti, y no a nuestro hijo, un grave error.

Ahora tenemos ilusión, porque aunque sigues aquí, ya te conocemos, sabemos como eres, y por eso cuando sale a la luz sabemos como hablar contigo, consiguiendo que tu visita dure poco, suele ser así, aunque a veces, que cada vez son menos, dure más de lo que nos gustaría, cuando eso sucede solo eres capaz de manifestarte con lloros, y protesta, pero nosotros contamos hasta seis; son seis caras tristes, una, dos, tres,cuatro, cinco y seis, y te vas, porque nuestro hijo así lo quiere, es él quien te hecha de casa, es él quien controla la situación, es él quien dirige su vida, bueno, mejor dicho, esta aprendiendo a dirigirla, ya que solo tiene 8 años.

Quiero decirte que no quiero pelearme contigo, quiero que haya un entendimiento entre nosotros, que te quedes en un rinconcito, que no hagas mucho ruido, que en esta casa mando YO, y tienes que cumplir mis normas, y si yo digo que estamos en silencio, eso es lo que tienes que hacer, QUEDARTE QUIETECITO, SIN DECIR NI MU, en esta casa se juega, se ríe, se come, se hacen deberes, se duerme, se canta, se ve la tele, y como es normal, también se llora, pero no por ti.